ORGANIZACIÓN RELIGIOSA. La Villa de San Pedro Manrique y su Tierra.


Detalle Pelícano eucarístico.
La Villa de San Pedro Manrique y sus aldeas dependían en lo religioso de la Diócesis de Calahorra. San Pedro Manrique tuvo cuatro parroquias, a las que estaban agregadas las iglesias de los pueblos.
La primitiva de San Juan Bautista, templo en forma de mezquita, desaparecida. La de San Miguel, en ruinas y sin culto, a cuyo templo están adosados los dos cementerios católico y civil. La de la Virgen de la Peña, abierta al culto para las festividades propias de la Virgen. La de San Martín obispo, donde en la actualidad hay culto. 
Cabeza de Jesús Nazareno.
Hay una ermita emplazada al final de la plaza del Mercado o de la Cosa, donde en tiempos estuvo el Santo Humilladero y en la que se da culto a la Virgen de la Peña y San Pedro todo el tiempo que dura la recolección de cereales, siendo trasladadas dicha imágenes el domingo anterior a San Juan, en solemne procesión, desde el templo de la Virgen a la susodicha ermita.
Ermita San Pedro Manrique.
En 1956 y con el objeto de acomodar en lo posible las circunscripciones eclesiásticas a las de las Provincias civiles, las parroquias de San Pedro Manrique se desmiembran de la Diócesis de Calahorra, para integrase en la Diócesis de Osma-Soria.

A mediados del siglo XIX, siguiendo a Pascual Madoz, estas son las advocaciones y dependencia eclesiástica.

La de San Juan Bautista tiene un cura propio y cinco beneficiados, de los cuales dos residen en la villa y tres en las aldeas de Buimanco, Villarijo y Collado.
Buimanco.
Buimanco: La Inmaculada Concepción y San Roque. Villarijo: San Lorenzo. El Collado: Santa Marina Mártir, una ermita a San Roque. Navabellida: La Asunción de Nuestra Señora. 
Villarijo.

La de San Miguel tiene un cura propio, un capellán y diez beneficiados; de los cuales residen tres en la villa, y los demás con título de curas en sus respectivas aldeas de Huerteles, Oncala, Palacio, las Fuentes, la Ventosa, Sarnago, Fuentebella y Armejún.
Parroquia San Miguel. San Pedro Manrique.
Huérteles: La Asunción de Nuestra Señora y  una ermita a San Lorenzo. Oncala: San Millán, una ermita de Ntra. Sra. del Pilar y otra fuera del pueblo La Virgen del Espino. Palacio de San Pedro: San Bartolomé Apóstol. Las Fuentes: San Clemente. Ventosa de San Pedro: San Roque. Sarnago: San Bartolomé Apóstol. El Vallejo: San Esteban Protomártir. Fuentebella: Santiago Apóstol. Armejún: San Bartolomé. Montaves: San Juan Bautista.
Fuentebella.

La de San Martín de Tours tiene un cura propio y ocho beneficiados, de los cuales residen tres en la villa y cinco en sus aldeas, que son Matasejún, San Andrés, Bea, Acrijos y Castillejo. 
San Martín De Tours. San Pedro Manrique.
Matasejún: Santo Domingo de Silos, una ermita en los alrededores San Roque y otra Ermita de Santa Marta dentro de su término. Valdelavilla: Nuestra  Señora de la Antigua. San Andrés de San Pedro: Asunción de Nuestra Señora e inmediata al pueblo hay una ermita bajo la advocación de San Andrés. Vea: Nuestra Señora de los Remedios. Peñazcurna: Nuestra Señora de los Remedios, servida por el cura de Bea. Acrijos: San Sebastián. Castillejo de San Pedro: Nuestra Señora del Rosario.
San Andrés de San Pedro.

La de Santa María de la Peña, patrona de toda la villa y tierra, tiene un cura propio y cinco beneficiados, de los cuales residen dos en la villa y tres en sus aldeas de  Taniñe, Valdeprado y Valdenegrillos.
Santa María de la Peña. San Pedro Manrique.
Taniñe: Santiago y una ermita a San José. Valdeprado: San Pedro ad Víncula. Valdemoro: La Degollación de San Juan Bautista. Valdenegrillos: San Roque.
Taniñe.



2 comentarios:

  1. Me alegro de saber de tu trabajo, lo seguiré con mucho interés, además de disfrutar de esa otra Soria, que es la nuestra.

    ResponderEliminar