Pueblo de Villarijo. (Provincia de Soria.)

Una ruta por la provincia de Soria.
Partimos de San Pedro Manrique por la SO-630, carretera paralela al arroyo del Regajo, y a unos cuatro kilómetros encontramos el pueblo de Taniñe. Antes de llegar al pueblo, a mano derecha sale una tortuosa y zigzagueante pista forestal. Tras recorrer 25 kilómetros, una hora aproximada y con coche adecuado, llegamos a Villarijo. Atrás quedaron Buimanco, Valdemoro y Armejún. Estamos en las Tierras Altas sorianas, tierras limítrofes con La Rioja, a la que nuestros gobernantes siempre dieron la espalda. 
En el Censo de población del año 1900, su población de hecho era de 293 personas, pasando en el año 1930 a 228 y en 1960 a 161. Se incorpora administrativamente en el año 1967, al Ayuntamiento de San Pedro Manrique. El  Municipio en ese año está  prácticamente despoblado y el término municipal ya vendido al Patrimonio Forestal del Estado. 
En 1965, se declara de utilidad pública y necesidad y ocupación a efectos de su repoblación forestal su término municipal. “De este modo se incrementa la rentabilidad de unas tierras que sistemáticamente venían siendo abandonadas por los naturales de la región, buscando en otros núcleos rurales e industriales mejores condiciones de vida.” “Los dueños afectados por la declaración quedan obligados a repoblar las fincas de su propiedad………”. En mayo de 1966, se procedió al levantamiento de actas previas a la ocupación, se hizo preciso acudir al procedimiento de expropiación forzosa.
¿Cómo un pueblo con tanta vida y actividad, en cincuenta años se ha convertido en casi una ruina? Se deshabitó en los primeros años de la década de los setenta. La causa principal fue la falta de infraestructuras. Su tumba, como otros de la zona, la pérdida de la titularidad individual de los terrenos de su término municipal. 
En la actualidad sigue careciendo de infraestructuras adecuadas de acceso y sin estar comunicado con la vecina Rioja. Comunicación fácil de realizar y no muy costosa. (Enlace desde la LR-286 a Armejún). Toda la zona saldría beneficiada y pueblos abocados a la desaparición total, quizás podrían tener una posibilidad de futuro.
Sus fiestas eran: la de móndidas, llamada "caracolada", que se celebraba el segundo fin de semana de mayo, también San Antonio de Padua el 13 de junio y San Lorenzo patrón del pueblo el 10 de agosto.
La Asociación de Amigos e Hijos, procura concienciar al visitante por el respeto a lo ajeno y la naturaleza, dos carteles lo confirman. 

Se esfuerzan para que su rico patrimonio no desaparezca para siempre. Su iglesia parroquial y la bella fuente son dos ejemplos, pero por desgracia parte de este patrimonio ya ha desaparecido o está en vías de perderse. 
Intentan y ojala lo consigan que no se pierda al menos el recuerdo de una forma de vida. Usos y costumbres del pasado. Ánimo a ese esfuerzo altruista y de sentimiento. Como dijo Séneca: "Las cosas no son difíciles. Son difíciles porque no nos atrevemos".
Su iglesia.
Pese a los esfuerzos de la Asociación, el edificio religioso necesita y está pidiendo una urgente intervención. Quizás tenga suerte y no acabe, cono muchos otros de la Sierra.
En la pila benditera, se puede apreciar igual que en la placa a Ezequiel Solana, el impacto de las balas.
Parte de la tarima de madera del suelo se ha arrancado, posiblemente tarima que cubre enterramientos. Curiosamente la advocación del templo es San Lorenzo, mártir quemado vivo en la hoguera.
El retablo de San Lorenzo del primer tercio del siglo XVI y parte de la imaginería, se encuentra en el Museo Diocesano del Burgo de Osma. Si pagas la entrada podrás contemplarlo, pero no podrás hacer fotos. Si quieres verlo en internet las tienes, otros fueron más afortunados.
Volveré. Volveré a disfrutar de ese paisaje de la sierra, un paisaje extraordinario; de esos campos donde florecen olivos y frutales; de ese río Linares, que se abre camino hacia La Rioja...
Volveré a pisar tus calles empedradas; veré tus apenas cincuenta casas, aunque la mayoría estén en ruinas; la escuela y casa de concejo; el molino harinero y las majadas;….
Miraré tu iglesia, la fuente y esa rueda de molino original mesa; esa torre cuadrada del reloj, pero sin reloj; ese trujal arruinado, único en la provincia; esa cavidad por donde fluían las aguas medicinales, esa placa a don Ezequiel Solana, como agradecimiento del pueblo; el juego de pelota, ese cementerio donde descansan, los que con tanto esfuerzo te construyeron…….

Cerraré los ojos, imaginaré como fuiste, abriré los ojos y veré como eres. Cerraré los ojos y soñaré lo que podías ser.





         

0 comentarios:

Publicar un comentario