La Sierra II. (Provincia de Soria) La Villa de San Pedro Manrique y su Tierra.

"Cuando se va a la Sierra hay que ir a la Sierra y nada más, que más es demasiado. Pero hay que volver otro día”. (A. Hernández.) 

Hay que volver. Sentir el silencio de estos pueblos y el sonido del paisaje. Sentir el sonido del silencio de los pueblos sorianos.


Pueblos que con la decadencia de la ganadería trashumante comenzaron a cavar su tumba. La crisis socio-económica de los años 60, la ocupación de términos a efectos de su repoblación forestal obligatoria y la inaccesibilidad por la deficiencia de medios de comunicación, les hurtaron el futuro en esa misma década. Pueblos, muchos de ellos deshabitados y en ruinas.

Valdenegrillos.
Valdemoro.
Peñazcurna.

En otros casi quedan vecinos y los que hay son mayores.  Solo en vacaciones y fines de semana se vuelven a abrir algunas casas.
Una forma de vida, la vida rural con sus virtudes y defectos, está desapareciendo para siempre. Nunca ha habido un cambio tan grande y en tan poco tiempo. Lo que nosotros somos se debe a un gran esfuerzo de nuestros mayores. Vida y muerte, guerra y posguerra. La idea de superación generacional. Esfuerzo, formación y emigración, es la forma de conseguirlo. Sociedad urbana.

Matasejún.
Huérteles.
Navabellida.

Historia, cultura, costumbres, tradiciones, leyendas, vivencias y recuerdos. Esos recuerdos de la infancia, idealización de la realidad. La forma de vida en los pequeños pueblos, cultura popular y tradición oral. El papel de los abuelos en la EDUCACIÓN, experiencia y vida. El matriarcado poco conocido del sexo fuerte. La sociabilidad.……
Tenemos la obligación de trasmitir lo bueno y lo malo. Conociendo el pasado, seguro que sabrán construir un mejor futuro.

Vea. Premonición.
Grafiti: “Día 21 de octubre de 1962. Se va terminando el pueblo, ya se ha terminado la fiesta que no se si habrá más años porque desaparecen un 90 % 100 de los vecinos. Firma: Marcos León.”


0 comentarios:

Publicar un comentario